sábado, 1 de septiembre de 2012

Mis vacaciones a la holandesa

Lo prometido es deuda, le voy a contar esta vez la odisea que he tenido al viajar a la holandesa :)
Les voy a contar las cosas buenas y malas que viví durante mi viaje.
En primer lugar tuvimos que empacar desde la cama hasta utensilios de cocina, ya se imaginaran como fué el pobre auto! que apesar de tener un espacio extra arriba no podíamos llevar todo...mi hija por cierto viajó todo el tiempo mirando hacia la misma dirección porque del otro lado ella tenía un muro de contención...osea el maleterio, comida para el camino y por supuesto su pañalera por si necesitaba cambiar su pañal. En fin ...ese auto se sentía hasta sin oxigeno y era el auto sardina jajajajajaja.

Después de haber viajado muchas horas haciendo una escala por fin llegamos a nuestro primer destino...y el comienzo del trabajo :$ , si señores esto de poner el "penthouse" mas bien dicho el APENAS HOUSE...desde armar la casa y tratar de ponerle todoooooo para medio estar cómodo es un show!!!...quizá una hora y media era suficiente para poner las cosas en su lugar, inflar el colchón para la recámara presidencial, poner la mega sala -comedor, la cocina, el recibidor, el closet,etc. Fué un trabajo que yo no tenía fin.




Finalmente todo instalado decidimos recorrer el lugar, claro sin muchas ganas después de haber estado como cirquero levantando carpa jajajajja...cuando por fin regresamos a descansar de verdad, pasa lo que ninguna mujer le gusta escuchar...si esa frase que te taladra el cerebro y mas cuando estas cansada..."que vamos a comer amor?...jajajajaja grrrrrrr  yo, me puse de patrona y le dije: fue tu idea de venir a lo gitano así que esperaré ver que es lo que cocinas en tu super cocina... y el principe se puso cocinar ravioli (una pasta con carne) de la lata con enselada. Jjajajaja...al terminar nuestros alimentos pues todoooooo lo teníamos que lavar en unos lugares espaciales dentro del campamento. Osea que hasta el jabón, esponja y cubeta teníamos que tener...Te puedes imaginar cargando esas cosas?... insólito pero cierto.

Yo soy de esas personas que durante la noche  me paro a tomar agua e ir al baño hacer pipí...y HORROR !!! tenía que salir de la casa de campaña y caminar entre la oscuridad, bajo el frío de la noche y el sereno para poder ir al baño que quedaba a muchos metros de distancia, parecía yo mas bien " la llorona o un alma en pena" diambulando por el lugar!!! sólo me faltaba arrastrar las cadenas  jajajaja de verdad que me iba dormida al baño...pobre de mí...les cuento que una vez me encontré un gato negro!!! imagina la escena:  frente a frente, nos miramos...nos quedamos en pausa...y por supuesto yo pensando que el gato me iba a atacar con sus uñas filosas o que era un fantasma!! (esas las películas de terror me traumaron para toda la vida jajajajja), pero no fue asi , salió como gas voladito al ver mi cara de zombi y cabellos de títere viejo jajajajaj... fueron muchas noches no muy agradables para mí.

Cuando  por fin me sentía un poco relajada, cómoda y tranquila en un campamento, que creen?...pues siiiii, teníamos que quitar todo de nuevo para partir a nuevos lugares...grrrrrrrrrrr

Y así todas la veces para acampar...poner la casa, bajar maletas, seleccionar los sitios para cada cosa según la luz del sol, buscar por las noches como fantasma el baño, tapar mil veces a mi hija porque el frío se sentía muy fuerte por la noche y por el día un calor infernal, hacer de comer, lavar platos, bañarte en baños compartidos tapándote y escondiéndote de los demás, algunos sanitarios estaban limpios y otros no, meter y sacar la comida mil veces, medio limpiar las casa de campaña  porque se le metía tierra hasta en las camas, ir de compras, cargar las cosas que podía robarse, etc.

Todos los campamentos tenía algo lindo y positivo...algunos tenían una vista hermosa al lago, otras tenían una vista no muy agradable porque veías la vida de los demás en 3D , si señores porque girabas a la izquierda y estaban los vecinos, a la derecha ,atrás, al frente , etc todo era lo  mismo!!!... sin mentirles que en un campamento sentía que el vecino estaba durmiendo en mi cama!!! roncaba peor que mi hombre y casi casi sentía el calor de su cuerpo  jajajaj estaban las casas tan cerca que si aventaba un golpe seguro le daba jajajaja, que horror!!! (ganas no me faltaban). Otro campamento tenía una playa hermosa con arena blanca, área para andar en bicicleta, correr, cancha de juegos, piscina, juegos para niños, etc.


En fin, todo esto fue una odisea y una aventura que no creo volver a repetir jajajjaja yo no soy de la vida salvaje...ya estoy vieja y me gusta la comodidad jajajajaj quizá en mis tiempos de adolecensia pues seguro lo veía muy divertido y con ojos de naturalidad...pero ahora con hija y marido...no tanto :)

En cada campamento pude conocer gente latina que por supuesto hablabamos de todo y bueno como todos nosotros compartiamos nuestra comida y experiencias entre risas ...se sentía como una familia. Conocí a gente de Ecuador,que eran tan calurosos, amables y lindos que jamas los olvidaré...Un señor que era colombiano y jardinero del campamento con quien también pude platicar con el de la vida en el extranjero...conocí a una chica de Chile que por supuesto con la naturalidad que me hablaba como si fuéramos amigas del alma y de hace mucho tiempo me hizo sentir muy feliz, además que tenía una nena casi de la misma edad que mi hija y compartimos experiencias de ellas... y para terminar con broche de oro jajajajja un mexicano jajajaj que cuando lo ví con cara de enojado al llegar al campamento supuse que tampoco le era muy agradable acampar jajajja al final lo comprobé y platicamos de esto. Y llegamos a la conclusión que acampar cuesta lo mismo que estar en un hotel jajajajjaj entre comidas y viajes o salidas a la civilización pues salia al mismo precio.

Pude ver muchos lugares bellos en Italia , por ejemplo: la torre de pisa, el coloso, el vaticano,Venecia ,etc puede estar en contacto con la naturaleza, con mis ancestros, con la paz y con los sonidos que la noche nos da, ver a mi hija feliz de aventar tierra y piedras al aire sin importarle que al terminar tenía collares de oro (tierra).
No estoy arrepentida de haber tenido mis vacaciones a la  holandesa...pero NO LO VUELVO HACER jajaajaja
Ahora valoro mas mi hogar!!! y al regresar buenooooooooooo  la ví como el PALACIO REAL!!! jajajaj

Te doy unos consejos:
                                     -Si quieres ir de campamento y estar en contacto con la naturaleza ..dile a tu principe que te rente un bungalo...es mas comodo para todos y seguro disfrutaran mas de su viaje :)
                                   -Es mejor quedarse por mucho mas tiempo en un lugar que andar del tingo al tango, porque terminas muerta de poner  y quitar tu casita de campaña.
                                   - No llevar tantas cosas porque al final no las ocupas y bien que estorban!!!

 Pd: Al final preferíamos comer en restaurantes ya que era muy latoso  hacer de comer jajajja
       * Se me olvidaba...siempre habían holandeses acampando en todos los sitios que llagábamos...uno parecía colonia Holandesa jajajaj puro holandés.

3 comentarios:

Tita dijo...

Que bueno, en general no estuvo tan terrible la odisea... pero te entiendo con aquello de que no quisieras volver a pasar por la misma experiencia. Me da gusto saber que tu hija se la pasó bien y que hayas conocido gente latina ! :)

Anónimo dijo...

Espantoso, a mi me sonó a película de horror. Jamás lo he hecho y cada vez me reafirmo que no lo haré. Gracias por compartir tu experiencia :) por cierto soy Erika Pérez, no se cómo comentar con mi nombre :/

Anónimo dijo...

Me pareció estar escuchandome o más bien leyendome, fui una sola vez a Espana, y de verdad que lo dije y lo sostengo, no pienso pisar un camping jamás,me pasó klo mismo yo voy al toilet en la noche siempreee y un dia no pude mas y me toco y me encunetro de frente con el vigilante que venia a lo lejos de frente con una linternita, yo quede espantada y salte en una bajada con suerte que cai en la tienda de una pareja de italianos, no pa morirse y esos banhos compartidos en fin, ya estoy muy viaje y adolorida para andar yo como gitana, pa mi que viva la vida en hoteles heheh